5 consejos de seguridad para disfrutar de tu piscina

Disfrutar de la piscina, bañarse y jugar en el agua es una de las diversiones veraniegas que más les gusta tanto a adultos como a niños. Para que un día de piscina termine sin contratiempos hay que aplicar unas normas básicas de seguridad. En este post os damos una serie de recomendaciones a seguir para que una jornada de piscina transcurra sin incidencias, además de elementos y dispositivos que facilitarán la seguridad en tu piscina.

Las piscinas privadas  no tienen una reglamentación en cuanto a medidas de seguridad y limpieza, es el propietario de la vivienda el responsable de tomar las medidas que considere oportunas para mantenerla en buen estado, informando lógicamente a las personas competentes  si se produce algún percance como caídas accidentales al agua, intoxicaciones u otro tipo de lesiones graves.

Es recomendable seguir una serie de consejos para que la zona de baño sea segura y garantizar que tu familia y amigos disfruten de un buen día piscina.

1. Buen estado del agua

La supervisión del estado y limpieza del agua es muy importante (pH adecuado, cloro antialgas, floculante, filtro y bomba del agua). Tener un agua limpia y clara nos procura una piscina saludable.

2. Elementos de seguridad

El necesario tener un mantenimiento adecuado de las instalaciones, prestando atención a los elementos de seguridad: vallas, alarmas, cubiertas.

Disponer de una cubierta nos proporciona una mayor seguridad, ya que podemos tener la piscina totalmente cerrada en el momento que queramos, lo que impide que niños pequeños y animales puedan caer al agua de forma accidental.

Las vallas de seguridad también permiten controlar el acceso a la zona de piscinas y evitar accidentes.

Las alarmas de piscina son dispositivos que se instalan y que emiten un sonido de alarma si se producen variaciones en las ondas del agua o si detectan una inmersión mientras están activadas.

Una buena iluminación de la piscina también contribuirá a evitar accidentes durante la noche. En este artículo te hablamos sobre sistemas para iluminar tu piscina.

3. Vigilar a los niños

Niño en piscina

La vigilancia permanente del baño de los niños es fundamental y necesaria, si se produce un ahogamiento dura uno o dos minutos como máximo, perder de vista a un niño un segundo, puede resultar peligroso. Hay que enseñarles conductas adecuadas en la piscina (no correr por zonas resbaladizas, no jugar con los drenajes, rejillas y otros accesorios).

4. Bordillos y escaleras

Hay que tener precaución al pisar los bordillos y  subir o bajar escaleras, ya que si están húmedos podrían provocar caídas. Se pueden prevenir esos resbalones si estás atento cuando caminas junto al borde de la piscina y utilizas las escaleras adecuadamente al entrar y salir de la misma.

5 Equipo de emergencias

Es recomendable disponer de un equipo de primeros auxilios básico, así como tener al alcance el teléfono de los servicios de emergencias  para que en caso de algún incidente grave la respuesta de ayuda sea lo más rápida posible.

En piscinas profundas, puedes contar con algún tipo de salvavidas o flotador de emergencia junto a la piscina por si fuera necesario utilizarlo.

Teniendo en cuenta estos consejos minimizarás posibles situaciones no deseadas y podrás disfrutar de tu piscina con tranquilidad.

Deje su comentario

X