Cómo iluminar tu piscina

Iluminar la piscina nos proporciona una mejora en el entorno, aportan un valor estético, mejoran la seguridad y además son un elemento funcional que permite seguir disfrutando del baño en la noche. En este post te damos ideas de cómo iluminar tu piscina para crear un espacio donde pasar más tiempo en las horas nocturnas.

La luz nos aporta diferentes ambientes adecuados a cada situación, con ella conseguimos ambientes personalizados en nuestro espacio exterior, además una correcta iluminación le dará a tu piscina un valor añadido.

Existen distintos tipos de lámparas o luces que se pueden utilizar en piscinas, desde luces subacúaticas que crean bonitas piscinas de aguas azuladas iluminadas durante la noche, luces de led que crean distintos colores y que permiten crear ambientes más personalizados ideales para eventos o fiestas, o luces flotantes que dan un toque de elegancia a tu piscina con un aspecto lúdico.

Debemos saber dónde situar de manera correcta los focos que vamos a usar, intentando no orientarlos de forma muy directa a zonas de mucho tránsito para evitar una exposición directa.

También será un factor fundamental el color de nuestro vaso de piscina. Si tenemos colores oscuros debemos poner más focos  ya que el color absorberá parte de la luz.

Tipos de luces

Luces subacuáticas

Este sistema implica instalar los focos dentro de nuestra piscina. Deberán ser luces específicas con unos niveles altos de estanqueidad y presión para evitar el paso del agua y que puedan resistir temperaturas elevadas.

Luces de exterior

Las pondremos alrededor de la piscina o en el interior de nuestra cubierta. Estas luces son ideales para las zonas del jardín y de su entorno y existe una gran variedad de modelos.

Luces flotantes

Son las más originales. Funcionan a través de baterías pudiendo desplazarlas a la zona más deseada. Este sistema aporta puntos de luz flexibles creando una sensación de dinamismo a todo el entorno de la piscina. Son muy versátiles.

Luces Led RGB (Red, Green and Blue)

Estos focos ofrecen una amplia gama de colores, luz blanca, luz cálida… Permiten cambiar de color dependiendo del ambiente que queramos crear en nuestra piscina.

Existe la posibilidad de encender o cambiar la tonalidad de nuestros focos desde nuestro SmartPhone, siempre que el modelo lo permita. Si no es posible, podemos disponer de un mando a distancia que realizará la misma función.

La gran ventaja de la iluminación Led es que emite la misma luz que un foco halógeno con un menor consumo de electricidad.

Si deseas aprovechar la piscina y el entorno que la rodea el máximo tiempo posible, crea tu iluminación favorita y las noches se convertirán en otro momento para el disfrute.

Deje su comentario

X