fbpx

Claves para no descuidar la seguridad en tu piscina cubierta

No cabe duda de que la piscina es uno de los espacios de nuestro hogar que más horas de diversión y de bienestar nos proporciona. Pero, para poder disfrutarla plenamente y sin llevarnos sustos, es importante que prestemos atención a una serie de consejos para no descuidar nunca la seguridad en tu piscina cubierta.

Estas son algunas de las claves que hemos considerado más importantes en Tecnyvan.

Sumérgete en tu piscina poco a poco

Durante años nos han dicho que debemos esperar al menos dos horas después de cada comida para poder bañarnos, pero se trata tan solo de un mito. Lo fundamental es evitar que nuestro cuerpo sufra cambios bruscos de temperatura durante el tiempo en el que está realizando la digestión.

Por este motivo es recomendable mojarse primero las muñecas y los pies, y entrar poco a poco en el agua. De esta manera reduciremos al máximo las probabilidades padecer los mareos, los escalofríos y la caída de la tensión arterial típicos de un corte de digestión y disfrutaremos con total seguridad en la piscina.

Claves para no descuidar la seguridad en tu piscina cubierta

Para mayor seguridad en tu piscina cubierta, supervisa siempre el baño de tus hijos

Los niños se lo pasan en grande en el agua pero es importante que estén constantemente vigilados por un adulto para poder garantizar su seguridad en la piscina. Y es que el 80 % de los ahogamientos se producen en piscinas privadas sin socorrista ni vigilancia, y suelen estar relacionados con descuidos por parte de los padres.

Para minimizar riesgos, enseña a tus hijos a nadar desde que son pequeños y supervisa su baño en todo momento.

Evita el baño en los días de tormenta

Las tormentas eléctricas son especialmente peligrosas en la piscina, puesto que suelen ir acompañadas de rayos y el agua es conductora de la electricidad, así que olvídate de bañarte en los días de tormenta.

La temporada de baño es muy larga, especialmente cuando has instalado una cubierta para piscina, así que no te sientas mal si no puedes disfrutar de tu piscina en ocasiones contadas tan como esta. Merece la pena cuando se trata de tu seguridad.

6 de marzo, 2018|Actualidad|