fbpx

Cubiertas para Piscinas, ¿altas o bajas?

La decisión de instalar una cubierta de piscina es un proyecto importante dentro de nuestra vivienda. Los cerramientos de piscinas basados en estructuras de aluminio y acristaladas con policarbonato o vidrio nos van a aportar siempre tres características básicas que aumentan considerablemente el aprovechamiento de nuestras piscinas. La seguridad de tener un recinto cerrado para seguridad de los más pequeños, el aumento de la temperatura del agua y por consiguiente alargar la temporada de baño y un importante ahorro en la limpieza de la piscina, tanto en productos y horas de depuración como en tiempo que dedicamos a la retirada de hojas, etc. Posteriormente y dependiendo de la cubierta elegida obtendremos otro tipo de beneficios.

¿Cual es la altura adecuada para una Cubierta de Piscina?

La primera clasificación que nos encontramos en las cubiertas de piscina es su altura. Dependiendo de la altura de la cubierta podremos instalar una cubierta baja, plana o unca cubierta alta.

Cubiertas Bajas para Piscinas

Cubiertas bajas; estructuras planas o de baja altura que destacan por su bajo impacto visual dentro del jardín y por sus notables condiciones térmicas de calentamiento del agua. Son cubiertas telescópicas muy funcionales de apertura y cierre sencillo que nos aportan todos los beneficios de tener una piscina cubierta. Se puede elegir entre diferentes diseños como bóveda o poligonales. Por sus características son cubiertas que se ajustan al vaso de la piscina, al no ser habitables no necesitamos espacio interior y lo fundamental es poder recogerlas en el menor espacio posible. Estas cubiertas son muy económicas y representan una muy buena opción para nuestra piscina.

Cubiertas Altas para Piscinas

Cubiertas altas; se considera cubierta alta a una estructura habitable donde una persona puede estar de pie en cualquier parte del recinto, son pabellones con mayor espacio que admiten un amueblamiento interior como tumbonas, etc. Dentro de este tipo de cerramientos existen cubiertas de estructura fija con apertura de puertas o ventanas o cubiertas telescópicas donde desplazaremos toda la estructura descubriendo parte o la totalidad de la piscina. También en estos modelos existen diferentes diseños. Una cubierta de este tipo nos ofrece tener una estancia más en nuestra vivienda donde disfrutar y relajarnos.

Si nuestra idea de futuro es climatizar nuestra piscina debemos estudiar muy bien el comportamiento térmico de la cubierta que elijamos, buscando acristalamientos que por su grosor y sus características minimicen la perdida de calor y por consiguiente un ahorro económico.

Elegir una cubierta de piscina no es algo complejo siempre que elijamos una empresa que demuestre la experiencia que le aportan las clientes que ya tienen una instalación de este tipo. Elegir un fabricante de cubierta que nos proporcione asesoramiento técnico y soluciones que se adapten particularmente a cada cliente es fundamental.

15 de julio, 2018|Actualidad|