Cubiertas para piscinas

Las plantas que no pueden faltar en un jardín con piscina

23 junio, 2022

La decoración es fundamental para conseguir darle ese ambiente que siempre has querido a tu jardín, más aún si cuentas con una piscina. El área que rodea a tu piscina es el sitio ideal para poner plantas que le den ese toque paradisíaco al jardín, pero no cualquier tipo de planta vale. Por eso, en este post te daremos consejos acerca de las plantas que tienes que incluir en el jardín de tu piscina.

¿Qué tipos de plantas son los más recomendables?

Hay varios tipos de plantas que se pueden incluir en esta sección. Puedes usar cualquiera que desees, por supuesto, pero es más recomendable ceñirse a algunas opciones, sobre todo si no cuentas con un espacio muy amplio donde puedas plantar lo que quieras.

A continuación te dejamos una lista con nuestras recomendaciones:

  1. Ajuga, margarita de pantano, campanilla (hoja de durazno), agave, aloe, yuca y salvia de piña son buenas opciones como plantas pequeñas.
  2. Si prefieres plantas arbóreas, lo más recomendable son el naranjo mejicano, el azahar mejicano y el jazmín estrella.
  3. El césped es una opción prácticamente obligatoria. Es el sitio ideal donde colocar toallas o tumbonas, puedes poner flores alrededor de su perímetro…
  4. Si tienes espacio para poner un árbol, el frangipani es una buena idea. Sus raíces no son invasoras, por lo que no habrá problemas con su crecimiento.
  5. Las palmeras son otro de los árboles que has de tener en tu jardín si tienes un hueco para ellas. Son esa chispa que consigue darle ese toque tropical a tu piscina.

Cubiertas para Piscinas a Medida

Solicita YA un presupuesto sin compromiso
OFERTA

Consejos útiles para las plantas situadas cerca de tu piscina

Ahora que ya has visto las principales opciones, es momento de saber qué hay que hacer después de plantar lo que hayas escogido. Para ello, hemos diseñado una lista con 5 pasos o consejos que recomendamos que sigas.

  1. Plantas que debes evitar

Hay algunas plantas que debes evitar a toda costa colocarlas cerca o al lado de tu piscina: las plantas con raíces invasoras. Un ejemplo de ello son el bambú, el ficus, árboles gomeros, etc. Estas plantas según van creciendo, sus raíces se expanden rápidamente hacia todas direcciones, provocando que puedan agrietar las paredes de la piscina. Hay que tener especial cuidado con estas plantas, ya que pueden provocar auténticos destrozos.

  1. Evita plantas desordenadas

Con plantas desordenadas, nos referimos a aquellas que cuenten con muchas hojas, y que hacen la tarea de la limpieza más difícil. Evidentemente, si deseas colocar algún tipo de planta que deje muchos restos puedes hacerlo, pero nuestra recomendación es que no lo hagas, ya que ensucian el jardín y también la piscina.

  1. No coloques tus plantas al lado de la piscina

Lo ideal es que no coloques plantas de tamaño mediano o grande pegadas al borde de tu piscina. Es mucho más fácil limpiar si no están pegadas a la piscina, además de que así pueden llevar un crecimiento natural, ya que con los cimientos de la piscina al lado no pueden desarrollarse adecuadamente.

  1. Pon plantas con flores

Las flores son una excelente opción para romper con los colores de tu jardín. La apariencia de la piscina será más tropical, además de agradable para la vista.

  1. Planta césped

Como ya hemos comentado anteriormente, el césped es prácticamente indispensable. Gracias a él, conseguirás tener un área verde pegada a tu piscina, donde podrás tumbarte tranquilamente cuando te apetezca.

Añadir zonas verdes a tu jardín hace que tenga un toque natural y ayuda también a calmar y relajar la vista. No hay nada más grato que después de estar horas trabajando delante de una pantalla, salir a tu jardín a tomar el sol en el césped o a darte un baño en la piscina.