Cubiertas para piscinas

Cómo aumentar la alcalinidad de la piscina con un limpiador doméstico común

Cómo aumentar la alcalinidad de la piscina con un limpiador doméstico común
29 septiembre, 2022

Cuando tenemos una piscina entendemos que hay que hacerle un mantenimiento semanal para que todo esté en orden y no aparezcan futuros problemas, a menudo, complicados de resolver después.

Como ya sabemos existen en el mercado unas tiras de prueba específica para el agua de las piscinas, que se utilizan para medir la alcalinidad del agua. Con solo emplear unos minutos de su tiempo, podrá comprobar cómo se encuentra el agua de su piscina y que productos químicos necesitará agregar en caso necesario.

Cubiertas para Piscinas

Para Proteger Tu Piscina
OFERTA

¿Qué es la alcalinidad del agua?

Lo primero que debemos comprender para que nos sea más fácil el mantenimiento de nuestra piscina, es ¿qué es la alcalinidad?

La Alcalinidad está asociada a la capacidad de neutralizar ácidos que tiene una sustancia y se expresa en partes por millón (ppm) de carbonato de calcio (CaCO3)

Los valores considerados como óptimos para la alcalinidad del agua de una piscina, oscilan entre 125 y 150 ppm de carbonato de calcio (en ocasiones se consideran intervalos más amplios). En cambio, el valor óptimo de pH en una piscina debería ser ligeramente básico, oscilando entre 7,2 y 7,6.

¿Es lo mismo la alcalinidad que el ph del agua?

La respuesta es NO. La alcalinidad y el pH no son lo mismo. La alcalinidad del agua es la concentración de carbonato de calcio (CaCO3), mientras que un agua con pH alcalino hace referencia a un agua con un pH Básico o mayor a 7.

No obstante existe una estrecha colaboración entre ellos, de hecho, la alcalinidad funciona como reguladora de los niveles de pH del agua. Por ello, en el mantenimiento de la piscina se tiene que hacer especial hincapié en la alcalinidad del agua, lo que permitirá mantenerla clara y desinfectada.

El pH hace referencia al nivel de acidez en el agua, mientras que la alcalinidad es la capacidad de una solución para neutralizar o mantener dicha acidez. Esto queda patente al hacer las comprobaciones necesarias durante el mantenimiento del agua de las piscinas. Cuanto mayor sea la alcalinidad del agua, más complicado será alterar los niveles de pH de la misma.

Queda claro entonces, que el pH es extremadamente importante también. Hace que nadar sea cómodo para los nadadores, pues nunca saldrán de la piscina con los ojos rojos si está en los niveles adecuados. Además puede ayudar a que el agua no se vuelva turbia, y evita daños a su equipo de filtración y a la piscina en sí misma.

Debemos comprobar ambos niveles semanalmente para que todos los niveles se encuentren perfectamente equilibrados.

Si somos capaces de mantener el agua de nuestra piscina en los rangos óptimos,  aumentaremos la longevidad del sistema de filtración de la misma.

Hay que tener en cuenta que el pH también es extremadamente sensible. Los cambios de temperatura en el agua lo desequilibrarán rápidamente, al igual que las sustancias extrañas como la lluvia y los desechos orgánicos.

Ahí es donde interviene la alcalinidad.

Es por eso que la alcalinidad es más que un nivel de pH superior a 7. Cuando se agrega por separado, puede actuar como un tampón de pH. Para evitar que el pH se vea demasiado influenciado por factores externos, los alcalinos intervienen para frenar el calor. Agregar alcalinidad al agua de su piscina es como agregar una armadura al pH.

¿Qué productos químicos incrementan la alcalinidad del agua?

Encontrará diferentes opciones de incrementadores de alcalinidad para piscinas en el mercado, con diferentes precios.

Lo que generalmente desconocemos es que muchas marcas, los incrementadores de alcalinidad incluyen solo un ingrediente activo: el bicarbonato de sodio.

Y ese es el secreto… ¡bicarbonato de sodio!

El bicarbonato de sodio es simplemente eso, bicarbonato de sodio. Todos contamos con ese ingrediente doméstico en nuestra casa. Es increíblemente económico y funciona de forma tan efectiva como cualquier incrementador de alcalinidad que puedas comprar en el mercado

Alcalinidad: Bicarbonato de Sodio

¿Qué proporción de bicarbonato de sodio debemos utilizar?

La cantidad de bicarbonato de sodio que querrá medir para su piscina depende de cuántos litros contenga su piscina.

Sabes el tamaño de tu piscina, ¿verdad?

Si no lo hace, querrá solucionarlo, inmediatamente. (En serio, por muchas razones más allá de la alcalinidad). Una vez que sepa cuántos litros de agua hay en su piscina, mida 600 gramos de bicarbonato de sodio por cada 37.000 litros de agua.

Cómo agregar bicarbonato de sodio a su piscina correctamente

Dado que agregar alcalinidad también tiende a afectar el pH, habrá que hacerlo de manera inteligente.

Una vez que tenemos medida la cantidad de bicarbonato de sodio que debemos agregar a nuestra piscina, siga los siguientes pasos:

  1. Empiece agregando entre un 50 a una 75% del total en un principio.
  2. Distribúyalo a partes iguales por toda el agua de la piscina. No se olvide de utilizar gafas protectoras como medidas preventivas, pues el bicarbonato de socio también cuenta como producto químico.
  3. Ponga a funcionar la bomba. Déjela funcionando al menos 6 horas seguidas para que el bicarbonato de socio se disuelva correctamente con el movimiento y pueda distribuirse uniformemente en el agua.
  4. Compruebe los niveles de alcalinidad nuevamente transcurrido el tiempo. Solo si están por debajo de los niveles ideales, debe agregar el resto del bicarbonato de sodio que midió.
  5. Vuelva a utilizar las tiras reactivas para verificar los niveles nuevamente. Siempre será más fácil sumar alcalinidad que restarla. ¡Listo, tarea acabada!

Conclusión

Como sabemos ahora, el bicarbonato de sodio se usa para aumentar la alcalinidad, lo que también aumenta ligeramente el pH. El carbonato de sodio se usa para elevar el pH, lo que coincidentemente también aumenta ligeramente la alcalinidad.

Si su pH es bajo, use carbonato de sodio. Si su alcalinidad es baja, use bicarbonato de sodio. Eso es un trabajo bien hecho.

Ahora que sabemos cómo usar este químico común para aumentar la alcalinidad, mantener el pH y la alcalinidad total en los niveles perfectos será pan comido el mantenimiento. Y además nos ahorraremos un dinerillo que siempre viene bien en los tiempos que corremos.

Cubierta Baja de Piscinas - Modelo Teide
Actualidad

Cubierta baja para piscina Teide

Modelo TEIDE, Manteniendo un equilibrio con el paisaje La cubierta baja para piscina Teide, es la cubierta ideal para aquellos que quieren preservar su  piscina y

Ver Más